Cabecera

El alcalde ha visitado el desarrollo de las obras
La pasarela peatonal sobre el Júcar que unirá el centro con la zona de los institutos se encuentra al 80% de su ejecución

08/03/2011
El alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido,  ha comprobado esta tarde el desarrollo de las obras de la pasarela peatonal sobre el río Júcar  que unirá el parque de Los Moralejos con la zona de los institutos y que reducirá a 15 minutos el tránsito entre el centro de la ciudad y esta parte de la capital conquense.

 

Francisco Javier Pulido ha destacado que se trata de una pasarela realizada a través del Fondo de Inversión Local de 220 metros de longitud construida por Acciona sobre fibras de carbono, lo que la convierte en la más grande del mundo y la única de estas características siendo un hito de la ingeniería civil. En este sentido, ha indicado que la pasarela, que podría estar finalizada a mediados del mes de abril ya que se encuentra al 80 por ciento de su ejecución, está proyectada para un uso preferentemente peatonal con posibilidad de uso para bicicletas y protecciones a lo largo de su recorrido para evitar accidentes.

 

La pasarela tiene un ancho de tres metros y una altura de 20 sobre el cauce del río Júcar. La estructura es de tres vanos proyectados en dos estribos y dos pilares. Sobre las pilas y los estribos se tienen 16 cables de materiales compuestos de fibra de carbono de 42 milímetros de diámetro. Sobre estos cables se disponen las dovelas prefabricadas de la losa que conforma el tablero. Esta dovelas son de hormigón armado utilizando como encofrado perdido un molde de fibra de vidrio con resinas poliméricas, que quedará visto en la parte inferior de la pasarela. Las dovelas tienen una longitud de cuatro metros de las cuales sólo se hormigonan inicialmente los 3,50 metros centrales, que constituyen en sí la dovela prefabricada.

 

Posteriormente, y una vez colocadas las dos dovelas se hormigota el resto de la losa. La precompresión de la losa se consigue mediante una carga durante la construcción, que se coloca antes de colocar el hormigón entre dovelas. Concluido el hormigonado entre dovelas y alcanzada la resistencia requerida para ello, se retira la carga consiguiendo un estado de compresión de la losa de hormigón.

 

Pilas

Cada una de las dos pilas consiste en un fuste rectangular de tres metros de ancho por uno de canto, con una altura aproximada de dos metros. En la parte superior de cada pila se disponen unos capiteles prefabricados de ocho metros de longitud con la curvatura de cálculo para facilitar el paso de los cables de fibra de carbono en sentido longitudinal.

 

Estribos

Son los elementos más críticos del proyecto porque en ellos se anclan los cables que sustentan la pasarela. Estos cables se tensan inicialmente y se anclan por medio de un dispositivo y estructura diseñada específicamente para este proyecto a base de placas de acero y barras pretensazas. Consisten en unos cajones huecos de hormigón armado de grandes dimensiones. Su interior tiene que ser accesible para facilitar las tareas de mantenimiento y retesado de los cables en caso de que sea necesario. Todas las tensiones van dirigidas a un encepado que transmite las cargas a unos micropilotes dispuestos en forma inclinada.

 

Cimentación

Las dos pilas están cimentadas mediante cuatro pilotes prefabricados de hormigón armado de sección rectangular de 400 milímetros de lado, que se hincan en el terreno. Los estribos tienen su cimentación mediante cuatro alineaciones de micropilotes de hormigón armado con camisa de acero de 200 milímetros de diámetro exterior y con inclinaciones de 30º y 40º con la vertical.

 

La pasarela tiene un presupuesto de 1.220.689,66 euros y un plazo de ejecución de diez meses.

 
anterior Anterior imprimir Imprimir Siguiente siguiente